ASTROLOGÍA

Astrología, Psicología y Libre Albedrío

El misterio del destino y del libre arbitrio ha dejado perplejos a los más grandes pensadores que haya conocido la historia del hombre. De igual modo que la Filosofía y la Religión, la Astrología y la Sicología se han dado golpes contra la pared con este misterio y han intentado expresarlo en su lenguaje, como contestación a la cuestión de si existe verdaderamente algo a lo que se pueda llamar una elección destinada. Las escuelas del pensamiento sicológico, cada quien a su forma, están estudiando aspectos del mismo problema: hasta qué punto el comportamiento de los hombres está condicionado por la herencia genética familiar, hasta qué punto por la sociedad en la que vive, hasta dónde por el deseo siendo consciente del propio individuo. Probablemente, como otras muchas cuestiones profundas, la contestación a esta incógnita universal consista en último término a que sea una paradoja. El destino y el libre arbitrio de siempre y en toda circunstancia han sido cuestiones filosóficos esenciales, mas que no solo deben ver con el planeta metafísico, sino más bien asimismo con pautas sicológico-ancestrales de nuestras relaciones. ¿Qué género de elección se opera cuando alguien se enamora? ¿Cuál es la elección tácita en el nacimiento de un pequeño, que en sí lleva su carácter innato, el que puede o bien no desarrollarse conforme con los propósitos de sus progenitores? ¿Qué clase de elección tiene uno cuando su pareja lo abandona, a pesar de sus más nobles sacrificios por sostener íntegra la relación? ¿Y qué papel desempeña la elección en el daño que con tanta frecuencia provoca una infancia bastante difícil, y que para desenredarlo nos cuesta, a veces, una vida entera de lucha? Hay personas que prefieren pensar que todo en la vida es azar y está sometido solamente a los caprichos de la casualidad. Este es un punto de vista tranquilizador en determinada medida, pues atenúa la carga de la responsabilidad personal. Asimismo hay personas, y en Oriente se las cuenta por millones, que piensan que la vida fluye plenamente conforme con la predestinación derivada del Karma de cada uno de ellos, de los efectos de causas que arraigan en encarnaciones pasadas; y esta situación asimismo es consoladora, pues lo exculpa a uno de responsabilidad en el presente. Por último, hay quienes piensan que la voluntad propia es el factor determinante de nuestro destino, y esta es una actitud un tanto menos confortante, por el hecho de que frecuentemente la vida nos pone en frente de cosas que no es posible trastocar por un esmero de la voluntad, ni tan siquiera de la más poderosa. Obviamente, en muchos de nosotros hay una singular resistencia a hacer frente de forma creativa a esta cuestión del destino y el libre arbitrio, puesto que ahondar demasiado en ella sería el equivalente de aceptar una responsabilidad para la que no estamos preparados, e inclusive, quizá, ni tan siquiera pertrechados. No obstante, debemos pensar hasta determinado punto en el poder de la elección pues sin ella nos hundimos en el desvalimiento y la abulia, y debemos tener cierta fe en las leyes mismas de la vida, y por consiguiente en la Astrología, que nos guían, a fin de que con su funcionamiento no nos dejen irreparablemente destruidos. Una breve consideración de de qué manera marcha en Sicología la sombra, las imágenes de los progenitores que radican en las profundidades de la mente, las energías activas del Anima y del Animus, pueden asistir a alumbrar la extraña paradoja que expresan ciertos al aseverar que el destino y el ánima son una y exactamente la misma cosa. En Astrología, la carta natal es la semilla, y es cierto que de las semillas de pera nacen perales; nos sorprendería que fuera de otro modo. No es bastante difícil estimar que el horóscopo natal no es más que el reflejo de una reserva de potencialidades que el individuo puede emplear para actualizar su vida y hacer predisposición del libre arbitrio, escogiendo en todos y cada instante qué hacer con ella, a pesar de cargar sobre sus hombros con la herencia genética, la ancestral y la de su Karma.

Rate this post

Sobre el Autor

Atlas de Tarot

Apasionados por el Tarot, la Astrología y todo tipo de mancias y sistemas adivinatorios y mágicos. Queremos ofrecerte los mejores recursos sobre estas temáticas

¿TE INTERESA APRENDER TAROT?

HORÓSCOPO SEMANAL

Categorías

DICCIONARIO ESOTÉRICO

A| B| C| D| E| F| G| H| I| J| K| L| M| N| Ñ| O| P| Q| R| S| T| U| V| W| X| Y| Z