ASTROLOGÍA

Astrología Tibetana

La Astrología Tibetana ha jugado un papel relevante en la vida de la comunidad o bien conjuntos de personas que la han estudiado y consultado. La Astrología que todos conocemos en occidente está compuesta por los 12 signos zodiacales. Cada signo representa una forma diferente de ver la vida y de de qué manera la dirigimos. En suma nos charlan de cara dónde vamos, con nuestras tendencias, actitudes, rasgos positivos y rasgos negativos. La Astrología tanto en la antigüedad como hoy en día, ha servido y sirve como herramienta ya no solo para predicciones futuras, sino más bien para la evolución interna de cada ser, o sea, para saber cuáles son nuestros aspectos fuertes y fortalecerlos, como dónde se encuentran nuestras asperezas y pulirlas. En el Tíbet, los horóscopos que se realizaban eran para preguntar no solo a recién nacidos, sino más bien a los matrimonios o bien muertes. Al revés que en Occidente, donde la Iglesia ha censurado a lo largo de siglos a los sistemas adivinatorios efectuando todo género de barbaries representando a Dios y todavía sigue censurando a lo que siempre y en toda circunstancia fue considerado la ciencia del saber o bien sabiduría: La Astrología. No obstante, los budistas los han empleado como una herramienta que siempre y en todo momento ha estado paralelamente con su religión. Conforme las enseñanzas de Buda, la existencia la formaba un ciclo de reencarnación, donde La Muerte no era el final de la vida, sino más bien el principio a otra nueva. El ser debe nacer nuevamente para efectuar labores inconclusas, mas la mayor parte entran en un círculo sinfín de sufrimiento y también infelicidad. El Buda logró romper este ciclo tras lograr la Iluminación y deseó educar como conseguirlo. Para llegar a entender este proceso se realizaron patrones como “la cadena de 12 eslabones” o bien “los 12 vínculos” que apuntan las etapas de la vida y como se manifiestan en todos y cada individuo.

Cálculos de los horóscopos en Astrologia Tibetana

Los cálculos que se efectuaban para asignar cada horóscopo era mediante herramientas procedentes de 2 fuentes diferentes: Cálculos Negros: Los cálculos negros o bien de los elementos llegaron al Tíbet desde su vecina China a mediados del siglo VII. Este sistema formado por un calendario con ciclos de sesenta años, en el que, de año en año estaba regido por uno de los 12 animales del Horóscopo Chino ( Ratón, Buey, Tigre, Liebre, Dragón, Víbora, Caballo, Oveja, Mono, Gallo, Cánido y Cerdo), en conjunción con ciertos 5 elementos ( Madera, Fuego, Tierra, Hierro y Agua). Cálculos Blancos: Los cálculos blancos o bien indios llegaron desde la India en el siglo XI introducidos por el Tantra Kalachakra. Este sistema astrológico se compone de veintiocho constelaciones ( siete por cada punto cardinal).

Los 12 eslabones del Horóscopo Tibetano

El calendario tibetano está inspirado en doctrinas y principios religiosos budistas. Los primeros calendarios que se elaboraron, se realizaban para un año, divididos en meses y días, donde se señalaban días específicos asociados con sucesos tanto convenientes como desfavorables. Como los 12 signos del Zodiaco, o bien los 12 animales del Horóscopo Chino, en Astrología Tibetana existen 12 eslabones que componen el calendario tibetano. El Ciego: Representa la ignorancia, la ceguera espiritual en la que no percibimos que todo cuanto nos circunda está sujeto a cambios y que no podemos aferrarnos a las cosas y desviarnos de esta manera, de nuestros objetivos en la vida. El Alfarero: Representa la inclinación kármica, la forma más conveniente de emplear nuestros recursos y moldearlos a sabiendas de que nuestras experiencias en la vida son tanto positivas como negativas. El Mono: Representa la conciencia, la psique y nos enseña a liberarlos de pautas de comportamiento que se repiten para poner de manifiesto actitudes que nos asisten a expresarnos con libertad y positivismo. La Barca: Representan el nombre y la manera, esto es el cuerpo y la psique inseparables en todos y cada individuo. Donde tenemos que saber avanzar cara nuestros objetivos al lado de lo que suceda en nuestras vidas, entablando amistades sólidas que nos asistan en el camino de la existencia. La Casa: Representan los 6 sentidos que debemos activar. Para medrar y desarrollarnos debemos dejar atrás lo que nos limita y no nos deja avanzar si bien ello conlleve situaciones en las que debamos implicarnos. La Pareja: Representa el contacto, el deseo, la unión sexual y nos señala que la existencia no la podemos vivir solos, sino más bien en fusión con una persona con la que compartamos nuestras experiencias y a la que amemos. La Flecha: Representa las sensaciones y nos advierte que no nos aferremos a lo que tenemos o bien hemos experimentado, pues el camino nos va a llevar a efectuar cambios cara nuevas esperanzas o bien direcciones, es decir, a levantar el vuelo. La Bebida: Representa el ansia, el deseo. En nuestra vida hay instantes agradables y felices a los que nos queremos aferrar y alargar a toda costa. Otros no obstante, desapacibles o bien negativos que deseamos que se vayan de nuestro lado. El aprendizaje consiste en no caer en la autocompasión y continuar avanzando buscando el apoyo de el resto. La Recolecta: Representa la ansía, el egoísmo que nos lleva a aferrarnos a los placeres y las cosas materiales para darnos una seguridad superficial que nos hace atascarnos y obsesionarnos con las posesiones. La Embarazada: Representa la transformación. De esta forma cuando el pequeño está en el útero materno precisa de la madre para medrar, en la vida precisamos nutrirnos de nuevas experiencias que nos dejen de este modo medrar y mudar. El Nacimiento: Representa el origen, una nueva etapa en nuestro camino evolutivo. El pequeño sale de la protección del útero materno para enfrentarse con la vida y empezar su desarrollo. De esta manera debemos aprender a pasear encarando cada una de las posibilidades de esas etapas que vamos atravesando. El Cadáver: Representa la vetustez y La Muerte, señala que la vida consiste en ciclos que sin acabe uno por completo no puede iniciarse el próximo. Retornamos una y otra vez al comienzo para empezar nuestro aprendizaje por la vida.

Correspondencias entre los 12 vínculos y los signos del zodíaco

Se pueden relacionar los 12 signos del Zodiaco con los 12 eslabones tibetanos, de esta forma lo signos representarían los 12 eslabones de una cadena. Aries: El Nacimiento Tauro:  La Recoleta de fruta Géminis: La Bebida Cáncer : La Encinta Leo: El Mono  Virgo: La Casa  Libra: La Barca Escorpio: La Pareja Sagitario: La Flecha Capricornio: El Ciego Acuario: El Cadáver Piscis: El Ceramista

Astrología Tibetana
4.7 (93.33%) 3 vote[s]

Sobre el Autor

Atlas de Tarot

Apasionados por el Tarot, la Astrología y todo tipo de mancias y sistemas adivinatorios y mágicos. Queremos ofrecerte los mejores recursos sobre estas temáticas

¿TE INTERESA APRENDER TAROT?

HORÓSCOPO SEMANAL

Categorías

DICCIONARIO ESOTÉRICO

A| B| C| D| E| F| G| H| I| J| K| L| M| N| Ñ| O| P| Q| R| S| T| U| V| W| X| Y| Z