ASTROLOGÍA

Astrología y Alquimia

La Alquimia es la manifestación en nuestro planeta de la energía de los planetas transpersonales (Urano, Neptuno y Plutón). Con los tránsitos de estos 3 planetas el hombre se convierte, por la parte interior y por fuera. Alquimia es un nombre que procede de las raíces árabes Al, Dios y Chimia, química, es decir: la química de Dios. Es la ciencia de las transmutaciones, un proceso complejo de aprendizaje que puede comprenderse en pasos o bien etapas que llevan a un despertar gradual de la conciencia y evolución espiritual. Los planetas transpersonales representan la llave de la trascendencia. Son los últimos 3 Templos Planetarios donde el ánima adquiere los 3 más altos niveles de conciencia que encierra nuestro sistema solar. Urano, representa el planeta de la Astrología y encierra la entendimiento de los propósitos divinos, Neptuno deja la entendimiento espiritual y percepción de los mundos invisibles, y Plutón, es el planeta que da los poderes para actuar en los mundos sutiles.

El origen astrológico de los alquimistas

Diríase que la Alquimia nació de la mano de la Diosa Isis, que birló el secreto de la alquimia a un ángel supremo, a condición de que solo se lo podría descubrir a su pareja, Osiris, y a su hijo Horus. Isis y Osiris simbolizan la integración de los opuestos, El Sol y La Luna (la Conjunción Alquímica) y Horus, el Hijo Divino, la Piedra Filosofal. Existen 2 clases o bien niveles de alquimistas. Unos, llamados con desprecio los “sopladores de botellas” y que, sin ningún género de filosofía ni espiritualidad, guiados solamente por la ansía y el ciego y también ignorante egoísmo, tenían como fin último conseguir oro. Los segundos, los alquimistas Herméticos, quienes se centraban en el proceso de la transmutación o bien cambio interno cuya finalidad era la obtención de la Piedra Filosofal. Esto incluía la noción de que el hombre no se viese influido por los tránsitos de Saturno, o sea, aguardaban conseguir un nivel de evolución tal, que pudiese romper las leyes de la repercusión de los astros, la exterminación de la rueda inacabable de encarnaciones. Mientras que los primeros, los más conocidos, se centraban en conseguir el apreciado metal (oro físico), los segundos lo hacían en el despertar espiritual (Oro Alquímico).

La Prima Materia en la Alquimia y Saturno

El enorme misterio y primer reto que confrontaba el alquimista en su busca era poder reconocer la Prima Materia. Distintos autores viejos en sus tratados, en un lenguaje simbólico y cifrado, la situaban en las cuevas, bajo tierra, en la escoria, dentro de sí, en la sangre, el plomo, etcétera Otros tratados describen que la Prima Materia se hallaba a simple vista mas solo los que tuvieran el código podrían reconocerla. Además de esto, se afirmaba que su aspecto por norma general ocasionaba repulsión. Los 2 grandes símbolos dados eran los del Dragón y el Plomo. En Astrología el plomo es el factor de Saturno, en consecuencia este planeta en la carta natal es el primer pilar de la Prima Materia. Su situación por casas, signos y aspectos señalarán el Karma a liquidar para empezar a trabajar en el desarrollo y conquista dEl Sol (Oro Alquímico). Psicológicamente, Saturno representa los complejos, traumas y también inhibiciones a tratar en psicoterapia para más tarde efectuar una tarea sobre las potencialidades de la persona y su camino de individualización. Por otra parte, otro indicador de la Prima Materia está simbolizada en los Nodos Lunares, de forma simbólica representados por la cabeza y la cola del Dragón. Los dos símbolos son esenciales para decodificar el comienzo del trabajo alquímico, espiritual, sicológico, ética de cada humano.

¿Cuál es el proceso de la Alquimia por medio de la Astrología?

El alquimista efectuaba su trabajo con la ayuda de su complemento femenino: la Soror Mystique, que es la pareja del alquimista o bien complemento preciso para poder integrar en el proceso de alquimia a los opuestos, al Sol y a La Luna, consciente y también inconsciente, intelecto y también intuición, razón y también instinto. La finalidad última de la Alquimia es convertir la materia en oro, a Saturno en Sol, la materia pero baja y pesada en lo más refulgente y lumínico, o sea, convertir la Prima Materia en Oro Alquímico. Es un camino largo y bastante difícil. La primera cosa que se precisa es la Prima Materia, negra, de aspecto y fragancia desapacible, que supuestamente no tiene ninguna utilidad, mas que encierra el enorme potencial de desarrollo y evolución. Está simbolizada por el Karma ancestral de cada individuo y solo el trabajo largo y paciente para su purificación es lo que dejará acceder a su Sol, o sea, a su misión particular en esta encarnación. Conforme C. G. Jung, alquimista es toda persona que se plantea mudar interiormente. Todos tenemos la posibilidad de transmutar nuestra Prima Materia, los tránsitos de los planetas nos llevan a ciertas experiencias que implican cambios y ocasiones para localizar el propio Oro interior. Por ende, toda persona que está en la busca de su cambio o bien transformación interna es un alquimista. En el proceso alquímico sicológico el alquimista representa nuestro elemento reflexivo, la conciencia, es aquel que acompaña y observa el proceso, ayuda a la Prima Materia informe a que vaya tomando forma. Para ello es preciso romper las estructuras autocreadas por medio de las diferentes experiencias y regresar al origen. Este es el proceso del retorno de Saturno, por el que se suprime lo viejo, lo caduco o bien aquello que ya no nos pertenece mas con lo que nos sentimos con fuerza identificados.

Astrología y Alquimia
4.3 (86.67%) 3 vote[s]

Sobre el Autor

Atlas de Tarot

Apasionados por el Tarot, la Astrología y todo tipo de mancias y sistemas adivinatorios y mágicos. Queremos ofrecerte los mejores recursos sobre estas temáticas

¿TE INTERESA APRENDER TAROT?

HORÓSCOPO SEMANAL

Categorías

DICCIONARIO ESOTÉRICO

A| B| C| D| E| F| G| H| I| J| K| L| M| N| Ñ| O| P| Q| R| S| T| U| V| W| X| Y| Z