ASTROLOGÍA

El I-Ching y el hexagrama del año

Ahora que el año ya se aproxima a su último trimestre, es el instante justo para resumir ciertas predicciones efectuadas. En un caso así, recobramos las de la tradición oracular china y su primordial obra de sabiduría, el I-Ching o bien libro de las mutaciones. El I-Ching o bien libro de las mutaciones es el más leído entre las cinco obras tradicionales de la cultura china. Se trata de un libro oracular que contiene una compleja y muy, muy antigua técnica de adivinación compuesta por sesenta y cuatro hexagramas (se piensa que procede del año cinco.000 a. de C.). Mediante la preparación de cálculos astrales, la tirada de las 3 monedas que acompañan a este apreciado libro y el estudio del calendario chino, se puede inferir el hexagrama representativo de todos los años. En nuestros días, conforme el astrólogo chino, Vincet Koh, especialista en I-Ching, el hexagrama cincuenta y uno “Zhen” rige el destino y los sucesos hasta finales del año dos mil dieciseis. Por esta razón, ahora examinamos el significado del Hexagrama cincuenta y uno o bien Hexagrama Zhen. Si deseas saber más sobre este tradicional procedimiento de adivinación, puedes preguntar nuestros otros 2 artículos especializados: tarot I Ching y también I Ching, un libro superviviente.  Las 3 monedas del I-Ching se lanzan con cada pregunta que efectuamos. El cálculo entre las 3 monedas nos conduce a un hexagrama.

El Hexagrama cincuenta y uno “Zhen” en el I-Ching y las predicciones para 2016

El destino contemplado en el hexagrama cincuenta y uno “Zhen” anuncia profundos cambios y una convulsión que va a traer el éxito. Se generarán sucesos que nos perturbarán y repercutirán en un largo plazo en nuestra vida. Este hexagrama, además de esto, predice cambios no siempre y en toda circunstancia agradables, si bien sí precisos desde la perspectiva del desarrollo personal. Pese a estos sucesos, tal y como si de un trueno que alumbra la noche se tratara, vamos a ver con claridad el valor de todo lo acaecido, removiéndose nuestras viejas ideas y accediendo a nuevo estado mental. Vamos a poder, de esta manera, rehacernos y proseguir nuestro camino. Pese a estos sucesos, tal y como si de un trueno que alumbra la noche se tratara, vamos a ver con claridad el valor de todo lo acaecido. En el Hexagrama, acompañado por las sabias y siguientes palabras de los comentarios de Confucio se puede leer: “La Convulsión trae éxito. Llega la conmoción: ¡ju.ju! Palabras rientes: ¡ja, ja! La Convulsión aterra a 100 millas, y Él no deja caer el cucharón sacrificial, ni el cáliz”. La última verdad “y no deja caer el cucharón sacrificial, ni el cáliz”,  es el símbolo de alguien que es capaz de distinguir entre lo que no es y lo que sí es verdaderamente peligroso. No se amedrenta sencillamente, pese a las apariencias o bien manifestaciones. O sea, alguien es o bien ha de ser capaz de cuidar a lo más sagrado y relevante, sin importar lo más mínimo el riesgo. Se está como tremiendo de temor, seguramente preocupado y observando, mas firme.

Consejos para aprovechas las reflexiones del Hexagrama cincuenta y uno del I-Ching

Pensar sobre el mensaje del hexagrama cincuenta y uno requiere tener claro que este libro de sabiduría ancestral no busca agradar a quien lo consulta, sino obligarlo a meditar y meditar desde su sabiduría interior en el mensaje que transmite cada uno de ellos de los sesenta y cuatro símbolos. Por este motivo, el I Ching es una convidación permanente a la superación personal y al conocimiento espiritual. El equilibrio interior resultará un enorme aliado que les va a ayudar a lidiar con estos definitivos sucesos. En este sentido, como apoyo al I-Ching, las personas a lo largo de este fin de año deben sostener siempre y en todo momento una actitud positiva y abierta, aprovechando todo cuanto suceda en sus vidas de forma edificante, sobreponiéndose a la convulsión, por realmente fuertes que sean las sacudidas y los retos que se les propongan. El equilibrio interior resultará un enorme aliado que les va a ayudar a lidiar con estos definitivos sucesos. Para esto va a ser preciso dirigir la mirada cara el interior, reconociéndose cada uno de ellos en su peculiaridad y admitiéndose, puesto que es el único camino posible de desarrollo espiritual. Además de esto, tal como nos señalan los últimos versos del Hexagrama Zhen: las personas van a deber sostenerse firmes en sus convicciones, defendiendo aquello que consideren esencial o bien sagrado en sus vidas. Requerirá, por ende, que este fin de año lo encaremos, no con frialdad, mas sí con precaución. No hay que sospechar, mas sí ser cautelosos. Esto no está reñido con el acceso a un nuevo estado mental, como señalábamos ya antes, puesto que dicho estado mental va a ser fruto de una reflexión intensa sobre nuestras convicciones. O sea, supone, sencillamente, que estas convicciones, las defenderemos con mayor solidez todavía, puesto que van a ser la conclusión alcanzada tras instantes de introspección y reflexión espiritual.  Los sesenta y cuatro hexagramas que componen el I-Ching son genuinas perlas de sabiduría oracular. ¿Los conoces? ¿Te agradaría que desentrañáramos el significado de algún otro hexagrama? Puedes dejarnos tus solicitudes en los comentarios y, por si acaso todavía no lo sabes, asimismo en la cultura china cuentan con su horóscopo… ¿sabes qué animal del horóscopo chino eres? Consúltalo en nuestra aplicación gratis horóscopo chino.

El I-Ching y el hexagrama del año
4.5 (90%) 2 vote[s]

Sobre el Autor

Atlas de Tarot

Apasionados por el Tarot, la Astrología y todo tipo de mancias y sistemas adivinatorios y mágicos. Queremos ofrecerte los mejores recursos sobre estas temáticas

¿TE INTERESA APRENDER TAROT?

HORÓSCOPO SEMANAL

Categorías

DICCIONARIO ESOTÉRICO

A| B| C| D| E| F| G| H| I| J| K| L| M| N| Ñ| O| P| Q| R| S| T| U| V| W| X| Y| Z