Aries ASTROLOGÍA SIGNOS DEL ZODIACO

El lado oscuro de Aries

El lado obscuro de Aries, el primer signo del Zodiaco, regido por el planeta nombrado como el Dios de la guerra Marte y por el factor fuego, es emocionante. Aries es un signo cardinal, lo que desea decir que su actitud es la de comenzar cosas, fomentar acción y en su caso en particular hay que multiplicar esta cualidad por mil, pues Aries es el empuje y la iniciativa. De ahí que la naturaleza los dota de una enorme vitalidad y energía. Representa el nacimiento de la primavera, esto es de la vida que reaparece tras el frío invierno. Es asimismo el bebé del Zodiaco, lo que desea decir que tiene una candidez y una ingenuidad muy propias de la inocencia infantil. Además de esto, es el signo del Yo, del ego que si bien domado no deja de ser la horrible instancia sicológica que tantos inconvenientes produce espiritualmente si no se sabe dominar. El carnero que lo representa y sus cuernos, sobretodo sus cuernos, ejemplarizan esa cualidad ariana de proseguir sus objetivos y embestir lo que se atraviese ante ellos sin mucha delicadez ni rodeos. Y si bien este es un signo con mucha fuerza y enormes cualidades, asimismo tiene un lado obscuro, como todos, que tiene mucho que ver con sus cualidades desequilibradas o bien mal dirigidas.

La impaciencia y demanda del lado obscuro de Aries

Al tener esa gran energía Aries puede sencillamente volverse impaciente y muy exigente con el resto, pretendiendo que la gente actúe a la velocidad que quiere que actúe. Cuando Linda Goodman (una ariana insigne) describe a Aries afirma que los carneros no son conscientes más que de sí por el hecho de que son los pequeños del zodiaco. Completamente abstraídos en sus necesidades a los bebés no les importa montar un escándalo a las 4 de la mañana por el hecho de que les duele la pancita o bien pues están mojados, cuando desean algo lo quieren sin demoras y los nativos de este signo en ocasiones pueden caer en esa actitud y si tienes un jefe Aries por poner un ejemplo, y a él se le ocurre algo increíble a las 3 de la mañana podría llamarte por teléfono para contarte su espléndida idea, sin importarle si te desvela o bien si esas no son horas de llamar.

El obscuro egoísmo ariano

Otra de las peculiaridades del lado obscuro de Aries es este carácter tan imbuido en sí los puede regresar ególatras, por el hecho de que por mucho que sea a un bebé se le disculpa que lo despierte a uno a las 3 de la mañana, mas si se trata de personas adultas nos puede parecer una muestra de desconsideración. Y desconsideración es una de las cosas de las que más acusan a Aries. Y es que la complejidad para ponerse en los zapatos del resto provoca continuos roces y puede “considerarse” muy frecuentemente violenta.

Los enfados de Aries

Y esa es otra, Aries tiene un carácter horrible. Si no deseamos despertar el lado obscuro de Aries, lo mejor va a ser no sacarlo de sus casillas pues si algo no sabe hacer realmente bien un Aries es medir sus palabras. Cuando está poseído por la ira (y esto le puede ocurrir con determinada sencillez, ya sabemos, los bebés se enfadan de manera fácil) es capaz de expulsar sapos y culebras por la boca y producir en gente altamente sensible profundas heridas. Este rasgo lo aprenden a supervisar los Aries con el tiempo, normalmente con la estrategia de huir cuando ven que algo los puede desquiciar. A favor suyo hay que decir que no son gente rencorosa ni que guarde en sí malas ideas o bien estrategias vengativas. Vamos, que no son Escorpio o bien Capricornio. Cuando Aries supera su ira (y asimismo lo hace rapidísimo como los bebés) puede volverse en un segundo la persona más cautivadora del planeta.

La temeridad y también imprudencia del carnero

Acostumbran a ser gente intrépida y poco miedosa mas cuando esto está mal aspectado pueden volverse imprudentes y también irresponsables y exponerse en deportes peligrosos o bien situaciones beligerantes. O sea, Aires es valiente, mas en ocasiones, a su parte obscura, le agrada jugar con fuego y si bien estés regido por el factor fuego no desea decir que no te puedas abrasar. Por poner un ejemplo, como Aries no es muy prudente puede responderle con igual esmero y energía a un agente de la ley o bien a un criminal armado, lo que puede ponerlo en aprietos (en los dos casos). Este comportamiento imprudente de los Aries se manifestará en algún instante de su vida, no necesariamente como una incesante, mas una característica ariana es tener cicatrices o bien marcas de quemaduras, producto de accidentes puesto que cuando la impaciencia se casa con la temeridad acostumbra a tener hijos accidentados. Toma nota: seis Cualidades Fascinantes de Aries

El lado oscuro de Aries
4.3 (85%) 4 vote[s]

Sobre el Autor

Atlas de Tarot

Apasionados por el Tarot, la Astrología y todo tipo de mancias y sistemas adivinatorios y mágicos. Queremos ofrecerte los mejores recursos sobre estas temáticas

¿TE INTERESA APRENDER TAROT?

HORÓSCOPO SEMANAL

Categorías

DICCIONARIO ESOTÉRICO

A| B| C| D| E| F| G| H| I| J| K| L| M| N| Ñ| O| P| Q| R| S| T| U| V| W| X| Y| Z