ASTROLOGÍA Capricornio SIGNOS DEL ZODIACO

Plutón a su paso por Capricornio

Ya antes de adentrarnos en los mundos de la Astrología, creo que sería recomendable explicar escuetamente los diferentes apartados que englobará este artículo. Primero, vamos a hablar del signo de Capricornio, que va a ser el escenario donde el Señor del Hades nos va a dejar su lección. Entonces, profundizaremos en Plutón y su mensaje, refrescando rasgos y situaciones que nos aproximen a sus energías sensibles. Para finalizar, vamos a hablar del tránsito y de las aplicaciones personales que podemos emplear en nuestro día tras día. El planeta Plutón entró en el signo de Capricornio en Enero del año dos mil ocho. Como todos y cada uno de los planetas generacionales se va a tomar un tiempo en pasearlo. Las estructuras financieras van a caer, mientras que el temor y la inseguridad plutonianos salen a la superficie.

El signo de Capricornio

Signo de Tierra: Capricornio es el tercer signo de tierra. El más trabajado de todos . Acá ya no valen las formas de Tauro, ni las localizaciones de Virgo. No vale moldear, ni etiquetar. En este signo se marcan los límites a nuestras capacidades, a nuestros sueños y a nuestros temores. Es el prestigio y la culminación, imposibles de crearse sin el largo pasar del tiempo. La tierra de Saturno nos enseña el planeta real. El apetito y la riqueza. El poder y la debilidad. La guerra y la paz. La responsabilidad y el peso de la insensatez. Signo Cardinal: Es un signo cardinal que marca la llegada del invierno, donde solo el trabajo nos puede resguardar de las inclemencias externas. Capricornio es el techo. Marca el norte. Es lo que conocemos y medimos. Es nuestra vetustez, con todo lo sólido que nos deja gozar en ella. Es la huella que deja el correr del tiempo, dentro de nosotros. Es el resultado del pasar de los siglos, la evolución humana y su saber. Significados: Es la recompensa al trabajo, al mérito y al esmero. Si trabajas, tienes, y si no te has esforzado, te quedas fuera. No hay segundas partes. Habla del sitio que nos recibe al final de cada etapa. Pone los límites. Son las reglas establecidas. Es el orden. No desea caos. Tiene estructuras y pesa moverlas. Lo de cada uno de ellos es de cada uno de ellos. Habla de seguridad, de formas que nos resguarden frente a la contrariedad de lo ignoto. En Capricornio festejamos el cincuenta aniversario, la obtención del título que nos gratifica, la firma de un enorme contrato, la recompensa que se espera, la herencia que llega. Para resumir, todo lo que nos espera tras un largo camino. Astrología mundial: El signo de Capricornio representa a las altas instituciones. La Organización de la Naciones Unidas y tus organizaciones dependientes, El FMI, una nación, un rey, un presidente, un general, un Banco, una enorme casa, es La Bolsa, el consejo de administración de una importante empresa, etc… Todo cuanto sea grande y pese. En las tierras de Capricornio, se toman las resoluciones que afectan al conjunto de los individuos. Es la sociedad vista desde arriba. En dependencia de la casa donde esté este signo vamos a saber que escenario de nuestra carta natal tiene ambiciones y potenciales que pueden desarrollarse a través de el ahínco y la tenacidad. Imagen: Lo representamos como una cabra que va saltito a saltito subiendo por cimas escarpadas. A primer aspecto, no es La Fuerza de Aries, ni la osadía de Leo. Reposadamente, va punto por punto, cada uno de ellos a su tiempo. Sin separarse ni un instante de su objetivo: la cima. Y la cabra llega. Siempre y en todo momento llega.

El Plutón Astrológico

Mitología: La Mitología vieja lo hizo rey y fue Clyde Tombaugh quien lo observó por vez primera en Enero de mil novecientos treinta. Paseaba por el signo de Cáncer, el signo de La Luna. Deseo pensar que nació a media tarde, por el hecho de que a media tarde comienza el día a derretirse con la noche, y probablemente el dios del Hades se resistió hasta el último instante para dejarse ver por los ojos de nuestra humanidad. No estaba solo. Caronte, el responsable de cruzar ánimas a la otra ribera, le proseguía de cerca. Detrás Hidra, la diosa de 9 cabezas que resguarda los avernos. Y Nix, la diosa de la obscuridad. Plutón al frente, con paso firme. Se divisó en el sur, en un instante en el que el planeta salía de una enorme guerra y también iba camino de otra.Plutón es reto, pues se encaró a Deméter, diosa mitológica griega. La enorme diosa de La Tierra. En una eterna primavera generaba ricas cosechas. Nutría a los viejos helenos con su fruto perenne. Mas el Dios del Hades, salió de su crudo planeta, y cuando sus ojos se clavaron en la dulce Perséfone (hija de Deméter), la secuestró y la condujo a las profundidades de su reino. Significados: Es invisible. Deja una estela fría. Es mudo. Es el pequeño demonio que desafía día a día nuestros logros. Tenuemente, mina nuestros instantes de calma personal, se aproxima y nos desnuda. Es una excitación muy inoportuna. Es la piedra incómoda en el zapato. Nuestra sombra. Una despedida sin adiós. No le agrada la superficie. Solicita que se profundice. Él, prefiere descubrirnos los tesoros ocultos que llevamos dentro. Si bien para esto nos arranque la piel. A su paso provoca fracturas irreparables en el ánima. Con su afilada hoz reduce pedazo a pedazo las seguridades a las que nos sujetamos cuando escapamos de nuestras profundidades. Plutón es cambio, un cambio que viene de lejos. Desde lo frío y angustioso del infierno más obscuro que podamos imaginar. De allá nos charló Dante en su Divina Comedia. Allá asimismo estuvo la dulce Perséfone cuando fue raptada por el mismísimo señor del Hades.Plutón es negro, pues negra es su herida, por el hecho de que negro es su reino. En nuestra carta natal es quien rige en la profunda casa 8. La casa obscura, el escenario donde nuestros temores se hacen realidad. Donde solo estas y los espéculos que creas. Tú, la víctima y , el verdugo. Todo pesa en ti, como debe pesarle al preso en su celda de aislamiento, lo estrecho de su planeta físico, de su vida envuelta continuamente en el letargo de si mismo.Terrible su negrura, por el hecho de que con ella trajo el triste otoño y el duro invierno. Tras llevar a su amada a la profundidad de su reino, la diosa Deméter, triste y enfurecida, desató los peores desastres y negó su fruto. Los días se hicieron negros y la hambruna reinó en el planeta. Simbología: Plutón es veneno, como el veneno que apartó a Romeo de Julieta. Plutón precisa que lo escuches pues si no te quema y aparece su herida donde menos lo esperas. Es una herida que sana con la sal, que medra con el golpe del silicio. Nuestra sombra se hace veneno y su veneno paraliza y consume. Lo esencial es oír esa parte obscura que llevamos dentro y preguntarnos por qué razón incita esos deseos. El señor solicita su ofrenda, y nos cuesta darla. Abre caminos que aterran, y nos fuerza a proseguirle. Envenenada La Tierra y envenenado su amor, Plutón dejó volver a Perséfone al lado de su madre. Intervinieron los otros dioses y se alcanzó un acuerdo. Para él, se la quedó en el triste otoño y en el frío invierno. La devolvería a su madre en la fresca primavera y en el caluroso verano. 6 meses de fruto por año. 6 meses arriba y 6 meses abajo. Plutón es obscuro, por el hecho de que obscura es nuestra sombra, oscuros nuestros temores, y oscuros sentimos nuestros deseos inconfesables. Obscura, como las palabras que no afirmamos y que ahora queman las supones. Obscura, como la sombra que puede medrar y llegar a dominarnos. Obscuro, como abrasado continuamente en las cenizas del fuego eterno. Astrológicamente: Para comprender algo más a Plutón vamos a hablar de su reino astrológico. La casa 8, que tiene las peculiaridades de Escorpio. Es el lugar donde nuestras emociones no tienen freno. No hay suelo. Si se cae, se cae profundo. Nuestro pozo particular. Donde nos metemos una tarde, si precisamos estar solos. Para identificar este escenario en nuestra carta natal debemos buscar la cúspide de la casa 8 y ver en que signo se halla. Sabemos que esta es la gruta que nos convierte. Una gruta semejante a la de Platón y su Mito de La Caverna. El signo nos afirmará que género de averno llevamos dentro. Asimismo habla de nuestra forma preferida de torturarnos. Si además de esto, hay planetas en ella, vamos a ver energías condensadas que aguardan sigilosamente para hablarnos. Temas no resueltos, que precisan profundidad para poder medrar. Pequeñas bombas nucleares sin tiempo definido para su explosión. Plutón es el temor. El temor al temor. El punto donde esté ubicado en nuestra carta natal, señala el escenario sicológico donde no sentimos seguridad. Ahí tenemos una herida abierta que no sana. Viene de abajo, viene de dentro. De abajo pues se le asocia con la energía sexual, y de dentro pues llega de las profundidades de la casa 8. Es el inconsciente que desea surgir a nuestra psique, que se quiere instalar fuera. Es el hijo olvidado que vuelve a por su lado. Trae cosas que duelen, cofres negros que nos resistimos a abrir.

Conclusión, tránsito y consecuencias

Tránsito: Los planetas recorren por la rueda zodiacal dejando sus regalos en nuestras casas natales. Tesoros invisibles que producen crisis y cambio asociados al dolor en tanto que nos resistamos a abrir sus presentes. Aparecen mediante situaciones que nos fuerzan a mudar. Anuncia el regalo, nos da el aviso y cuando vuelve ya lo hace para examinarnos. Desea ver hasta donde hemos integrado y hasta donde negamos. En ocasiones, el cambio viene de personas que se aproximan. Unas veces, es la cara del amigo y otras, la del oponente. Plutón se halla perdido en Capricornio. Entra en tierra extraña. Llegó al signo haciéndose apreciar, destapando las cloacas del sistema de finanzas. Purgando una a una las compañías que mantenían la economía. Se presentó en todos y cada familia y la forzó a mudar. A mudar hábitos. Plutón saca hasta de bajo las alfombras. Limpieza. Limpieza general. Se va a pasear reposadamente por la tierra del sabio saturno, sin que este pueda hacer nada por eludir como grandes estructuras, construidas con el pasar de los años, caen desde dentro. Los cimientos que estén podridos van a ser sustituidos por nuevos con pensamientos más justos. Como la madera que se funde frente a la invisible termita, vamos a ver mudar muchos conceptos económicos afianzados. Lo viejo muere. Consecuencias:  Las estructuras que da Capricornio se van a ver desnudas frente a la fría mirada de Plutón que las desafiará. Su arma va a ser el temor. El Señor del Hades se va a hacer apreciar. Desde dentro y cara fuera. Mostrando culpables y sacando del olvido viejos temas que no hemos resuelto. La estabilidad que a lo largo de siglos nos ha proporcionado Capricornio se ve derretida con el paso de Plutón. Llegó con nocturnidad en un invierno de los más fríos que se recuerdan, y viene a llevarse lo que no sirve. Viene a fundir todo el pegamento que unía y sostenía estable nuestros mercados financieros y nuestro desquiciado planeta consumista, donde los valores morales estaban arrinconados en un rincón. Para ver qué sucede en todos y cada carta natal, lo primero es identificar que casa tienes en el signo de Capricornio. Ahí va a estar Plutón caminando. Observa esa zona. Vas a sentir sus energías de cambio en ella. Llega para repasar lo temores más oscuros. Ahí vas a tener cambios y la ocasión de ver los tesoros que te trae Plutón. No vale rodilla a tierra, acá se nos solicita pecho fuera y paso firme. Aceptar lo que pesa dentro para poder calmar la carga. Recursos que tienes olvidados en esa casa van a tener la ocasión de ser activados. La palabra clave será: Opción alternativa. Desde el punto de vista individual, creo que lo mejor que podemos hacer es aguardar a que escampe. Plantar una bandera y sujetarnos a su mástil hasta el momento en que estos vientos negros pasen de

Rate this post

Sobre el Autor

Atlas de Tarot

Apasionados por el Tarot, la Astrología y todo tipo de mancias y sistemas adivinatorios y mágicos. Queremos ofrecerte los mejores recursos sobre estas temáticas

¿TE INTERESA APRENDER TAROT?

HORÓSCOPO SEMANAL

Categorías

DICCIONARIO ESOTÉRICO

A| B| C| D| E| F| G| H| I| J| K| L| M| N| Ñ| O| P| Q| R| S| T| U| V| W| X| Y| Z