ASTROLOGÍA

¿Qué parte del cuerpo humano rige cada planeta?

Nuestro cuerpo humano está en incesante contacto con  las energías planetarias y podemos encontrar una relación entre las distintas unas partes del cuerpo con los planetas y los signos zodiacales. Basados en el hecho que el cuerpo humano es el símbolo de la unión divino, podemos indicar ahora qué cuerpo sideral representa  a cada una parte de nuestro cuerpo. La percepción sobre la repercusión de los planetas fue tan clara en la antigüedad, que les dejó producir toda la riqueza de la mitología. De este modo, los helenos y los romanos atribuyeron a dioses peculiaridades de manera perfecta definidas. Júpiter, el padre de los dioses. Marte, el dios de la guerra. Venus, la diosa del amor y la belleza. Mercurio, el mensajero de los dioses, representa la comunicación y la sabiduría.

Relación de cada planeta con el cuerpo humano

Sol: Estrella y centro de nuestro sistema solar, El Sol representa la vida. Cuando nacemos, la situación de este astro y los aspectos con el resto planetas y ascendiente configuran la constitución física y la vitalidad.  El Sol no tiene efectos de relevancia en los tránsitos, esto es en su movimiento diario. Su mayor repercusión se manifiesta en las progresiones. Cuando ingresa en todos y cada casa por este medio, alumbra este campo de la vida determinando un periodo de 2 a 3 años de gran actividad en tal campo. Su signo es Leo.  El astro rey representa el corazón y el sistema circulatorio, en tanto que emite su energía calorífica a todo el sistema solar, del que es eje. Además de esto, representa nuestra espalda y columna vertebral. Luna: A lo largo de todo el proceso de gestación, recibimos la energía solar reflejada por La Luna. Tan angosta es su relación con la gestación, que el ciclo menstrual es de una lunación veintiocho días y la duración del embarazo es de nueve lunas, algo menos de nueve meses. Las personas que están con fuerza influidas por La Luna en su Carta Natal, son de naturaleza soñadora, tienden a formar castillos en el aire y les cuesta materializar lo que piensan. Son muy sociables. Cada Luna nueva  marca un periodo definido en cada uno de ellos de nosotros conforme el punto de nuestra Carta en que se genera. Mercurio: Rige la psique. Su sitio y situación en la Carta Natal señalan el estado mental de la persona. Su capacidad y también inteligencia y como se comunica con el resto. Llamado el mensajero de los dioses, su repercusión es sobre todo el conocimiento y también intercambio. Escritos, negocios, y sabiduría. Cuando por recorro aspecta bien nuestro signo, los negocios, trabajo y comunicación son fluidos y nos fascinamos de lo bien que salen las cosas. Cuando mal, hallamos trabas, dilaciones y no comprendemos pues todo se retarda. Es el primero que recibe la luz dEl Sol, con lo que une al humano  con la naturaleza  a través del sistema respiratorio. Tiene una enorme repercusión en las zonas del lenguaje y también inteligencia del cerebro, como la habilidad para hacer los trabajos manuales. Venus: Siendo el símbolo de la belleza y sexualidad femenina, representa las unas partes del cuerpo que indican la misma: pelo, facciones de la piel, pestañitas, formas, etcétera Venus es amor,  armonía y belleza. Su tránsito conveniente sobre nuestra Carta Natal genera esos instantes en que somos más atractivos. Todo nos queda bien y estamos propensos a enamorar y enamorarnos. Sus malos aspectos nos hacen sentir incómodos, desarreglados y las relaciones pueden finalizar en discusiones y roturas. Marte: Por su color colorado, indica fuerza y acción, el que se relaciona con las funciones motoras del humano. Representa nuestro sistema muscular y el aparato sexual masculino. Marte rige el hierro y el fuego. En nuestro organismo, la sangre y la hemoglobina. El hierro de la sangre y la generación de calor. Su tránsito conveniente nos llena de vitalidad y energía. Deseamos practicar deportes y gimnasia. Cuando su aspecto es negativo, gastamos más energía que la precisa. Estamos inquietos y abandonamos el entusiasmo por el ejercicio físico. Comemos de más y desatendemos el cuerpo humano. Es fundamental su efecto sobre enfermedades y cirugía. Si se  determina una operación conforme con la situación de Marte, el resultado y el postoperatorio son notoriamente superiores. Júpiter: En su calidad del planeta más grande del sistema solar, se semeja al hígado, el laboratorio químico del cuerpo. El beneficioso mayor. Su repercusión es la del agraciado. Rige las leyes, la sinceridad y la caridad. Su tránsito conveniente nos ofrece ocasiones y facilita las cosas.  Cuando su aspecto es negativo, del mismo modo tenemos ocasiones puesto que no obstruye. Mas todo se marcha en gastos. Semeja que lo que logramos no lo podemos preservar. Saturno: Semeja al esqueleto del cuerpo. Tiene repercusión en el bazo y las glándulas sexuales. Saturno es el maléfico mayor. Es Cronos, el del reloj y la hoz. Avejenta y genera todas y cada una de las obstrucciones.  Tanto de nuestras aspiraciones como de nuestras funciones. A lo largo de sus malos aspectos por recorro, vivimos esos periodos  más o menos de dos años y medio  en que todo se estropea y semeja imposible salir adelante. En general genera depresión y discordia familiar. Urano: Está relacionado con los reflejos y el manejo del agobio, debido a que tiene repercusión en la manera de qué manera enfrentamos las actividades y sensaciones del sistema inquieto. Asimismo influye sobre el argumento creativo. Rige la energía eléctrica, la intuición y los descubrimientos. En las personas determina sus peculiaridades inquietas. Un carácter independiente, renovador y original. Da asimismo esos arranques de furia en que ciertos afirman cosas que después se arrepienten. Neptuno: Es quien influye en el sueño, el sistema inquieto parasimpático, cerebelo y bulbo raquídeo. Influye sobre la tendencia cara la pasividad y atonía. Neptuno rige lo escondo. Las Ciencias ocultas y la capacidad de conectarse. Asimismo determina en los genios la percepción y la visión que les deja desarrollar esa genialidad. Desde un  artista  como Miguel Ángel, hasta un científico como Einstein. Sus malos aspectos generan pesadillas, mal humor y tendencia a las drogas y bebidas. Plutón: Es el factor integrador, que define el autocontrol y el sistema endocrino. Defiende al organismo de ataques de agentes externos y deja conservar la vida. La potencia sexual está influida por este planeta. Llamado el Ave Fénix. La destrucción y el reaparecer. Genera cambios y destrucción, en dependencia de su situación en la Carta Natal. Si se halla bien aspectado, genera cambios convenientes y da capacidad de rehacer y renovar con excito lo que finaliza. Si está mal, marca el final y el descalabro del tema donde se halla.

¿Qué parte del cuerpo humano rige cada planeta?
5 (100%) 1 vote[s]

Sobre el Autor

Atlas de Tarot

Apasionados por el Tarot, la Astrología y todo tipo de mancias y sistemas adivinatorios y mágicos. Queremos ofrecerte los mejores recursos sobre estas temáticas

¿TE INTERESA APRENDER TAROT?

HORÓSCOPO SEMANAL

Categorías

DICCIONARIO ESOTÉRICO

A| B| C| D| E| F| G| H| I| J| K| L| M| N| Ñ| O| P| Q| R| S| T| U| V| W| X| Y| Z