TAROT

5 Consejos básicos al echar las cartas del tarot

En la red de redes, se pueden localizar, sin grandes contrariedades, cientos y cientos de manuales en los que se describen las pautas que debe proseguir un tarotista para echar las cartas del tarot apropiadamente. No obstante, son pocas las ocasiones en las que se explica qué actitud y exactamente en qué condiciones debe encontrarse el consultante para encauzar su energía y que las predicciones que muestre el tarot sean claras y específicas. Por este motivo, se ha creado este artículo en el que se exponen cinco consejos básicos que debe proseguir el consultante cuando le echen las cartas del tarot. Siguiendo estos cinco consejos básicos es más que probable que las predicciones que emita el tarotista sean considerablemente más acertadas.

PRIMER CONSEJO BÁSICO. UN AMBIENTE TRANQUILO

Siempre y en toda circunstancia se destaca que el tarotista debe encontrarse en un entorno apacible para echar las cartas apropiadamente. No obstante, el primer consejo básico resalta que a fin de que la lectura sea triunfante, asimismo es preciso que el consultante se halle en un entorno relajado y en el que no se generen sobresaltos que alteren la concentración que requiere el interrogante que efectúa. Por esta razón, es esencial sostener la habitación donde se echan las cartas con una luz conveniente y sin ruidos, apagando los teléfonos móviles y cualquier otro dispositivo que pueda trastocar la tirada de cartas de tarot.

SEGUNDO CONSEJO BÁSICO. MENTE LIBRE

El segundo consejo básico resalta que es muy importante que el consultante sostenga su psique despejada de cualquier preocupación que no esté relacionada con el interrogante que está efectuando en ese instante. En caso contrario, es muy posible que el tarotista, tras echar las cartas, realice una lectura distorsionada del tarot debido a las influencias energéticas confusas que está mandando el consultante. Este inconveniente es bastante común, puesto que en el momento en que una persona asiste a un tarotista en general trae consigo más de una duda, no obstante, convendría que el consultante se tomara unos minutos antes que el tarotista le echara las cartas a fin de que pudiera ordenar sus inquietudes ya antes de proceder con la consulta. Una ayuda sencillísima puede consistir en apuntar las preguntas en una hoja y fijar la psique en una toda vez que el tarotista proceda con una tirada de tarot.

TERCER CONSEJO BÁSICO. CLARIDAD EN LAS PREGUNTAS

El tercer consejo básico señala que es preciso que el consultante realice las preguntas de forma clara y sucinta, eludiendo el empleo de subordinadas o bien construcciones gramaticales complicadas. Si una pregunta es larguísima, es preferible echar las cartas un par de veces, dividiendo el interrogante en 2 partes independientes y también interrelacionadas. Muchos consultantes tratan de ahorrar tiempo lanzando una bola de dudas en una sola pregunta al tarotista. Esta bola de dudas produce una bola de contestaciones por la parte del tarot que resulta muy difícilmente interpretable por el tarotista, por muy especialista que pueda ser. Hay que rememorar que al echar las cartas del tarot asimismo se trabaja con energías y que estas han de ser lo más claras posible a fin de que las contestaciones no sean confusas.

CUARTO CONSEJO BÁSICO. FORMULACIÓN CORRECTA DE LA PREGUNTA

Muchas veces no se efectúan las preguntas de manera correcta, lo que da sitio a que las contestaciones que nos ofrece el tarotista no satisfagan las dudas planteadas. Por este motivo, el cuarto consejo básico apunta que es esencial, en el caso de no saber de qué forma hacer el interrogante apropiadamente, explicar su situación al tarotista y dejarse guiar en la preparación de el interrogante, puesto que su experiencia para echar las cartas le puede asistir. Hay que valorar que los tarotistas tienen más experiencia que los consultantes desarrollando tiradas de tarot y saben qué se le puede consultar al tarot y de qué forma. No hay que ver una actitud soberbia en los tarotistas cuando procuran hacer ver al consultante que lo que desean saber no se le puede consultar al tarot del modo en el que a ellos les agradaría.

QUINTO CONSEJO BÁSICO. MÁXIMA CONCENTRACIÓN

Cuando se disponga a preguntar al tarot, la concentración es un pilar esencial en el proceso. Si desea que, al echar las cartas, el tarot y el tarotista, respondan con certidumbre a sus preguntas, es preciso que su nivel de concentración esté al límite. Por este motivo, debe procurar evadir de su psique cualquier pensamiento que no esté relacionado con el interrogante en cuestión. Es muy normal que, en el momento en que una persona asiste a una consulta de tarot su nivel de agobio o bien de ansiedad esté en niveles máximos, no obstante, hay que saber que ese estado no favorece en lo más mínimo que una tirada de tarot se desarrolle adecuadamente. En este sentido, efectuar algún ejercicio de meditación que infunda cierto nivel relajación sobre el consultante es esencial a fin de que la tirada de tarot discurra sin sobresaltos.

Rate this post

Sobre el Autor

Atlas de Tarot

Apasionados por el Tarot, la Astrología y todo tipo de mancias y sistemas adivinatorios y mágicos. Queremos ofrecerte los mejores recursos sobre estas temáticas

¿TE INTERESA APRENDER TAROT?

HORÓSCOPO SEMANAL

Categorías

DICCIONARIO ESOTÉRICO

A| B| C| D| E| F| G| H| I| J| K| L| M| N| Ñ| O| P| Q| R| S| T| U| V| W| X| Y| Z