Barajas de Tarot

El Tarot de los Surrealistas

Cuando la vida se conspira de forma mágica, nos ofrece regalos como este especial mazo de tarot. ¿De qué manera si no, sería posible que del inminente estallido de la Segunda Guerra Mundial y la asamblea de unos artistas (entregados plenamente al Movimiento Surrealista que en esos años representaba la corriente artística por antonomasia y la más influyente de Europa) diese como resultado la creación de un nuevo tarot de Marsella? Los artistas surrealistas se vieron obligados a huir de Europa y sobre todo de Francia (cuna de esta corriente artística) debido a la ocupación nacionalsocialista, por el hecho de que sus ideales y filosofía, como su pensamiento político tildado de marxista, ponían de verdad riesgo su supervivencia. Ninguna guerra comulgó nunca con los artistas y de nuevo, muchos fallecieron debido a sus ideales. Para muchos otros, no obstante, el exilio era la única salida. Las sincronicidades y caprichos del destino hacen que André Breton, autor y primordial exponente del Surrealismo, coincida en la costa francesa, a la espera de su exilio a América, con otros artistas surrealistas en el año mil novecientos cuarenta. Esta urbe no era otra que Marsella (para mayor escarnio), sitio de dónde se estima la procedencia del primer tarot conocido y que lleva su nombre (tarot de Marsella).

La creación del tarot de los Surrealistas

El hecho de encontrarse Breton en Marsella al lado de sus amigos surrealistas a la espera de su salvación, les inspiró a crear una suerte de manifiesto dónde poder expresar su pensamiento, bajo una versión híbrida entre el usual juego de cartas francés y el tarot, un juego al que nombraron bajo el título de “Juego de Marsella”. La historia cuenta que lo hicieron para “matar el tiempo” mientras que aguardaban el visado que les dejaría escapar de la guerra, reunidos en la Villa de Air Bel, y conviviendo juntos a lo largo de meses como insignes miembros de la resistencia. No obstante, las connotaciones tácitas sobre la creación de este tarot, van alén de una pura distracción por la parte de los surrealistas. Aparte de Breton, el nutrido conjunto de surrealistas que dio origen al Juego de Marsella lo conformaban: Óscar Domínguez, Max Ernst, Wifredo Lam, Víctor Brauner, Jaques Hérold, Jaqueline Lama, André Masson y Robert Delanglade. La creación de este juego de cartas, considerado como tarot más por las implicaciones esotéricas y espiritistas que sus autores manifestaban en sus obras artísticas y pues transmiten un legado hermético en ellas, que por la estructura en sí de las cartas, puesto que estas no tienen ni los veintidos arcanos mayores, ni tampoco completan un mazo de setenta y ocho cartas.

Cuando el Arte se transforma en un rayo de esperanza para el ser humano

El único arma con el que cuentan los artistas para poder revelarse y rebelarse contra la opresión del Sistema es la expresión de su arte. El Surrealismo brotó en una temporada marcada por las 2 grandes guerras del siglo veinte y sus implicaciones políticas y su entrega a la causa fue más evidente que en otra corriente artística surgida previamente. Asimismo fue una corriente influida y nutrida por diferentes conocimientos que en ese instante se hallaban en pleno apogeo como el psicoanálisis, el ocultismo, el misticismo, el onirismo, la abstracción y las sociedades esotéricas. La Villa de Bel Air se transformó en una suerte de santuario simbólico para miles y miles de artistas que convergieron en este sitio y dónde la inventiva alumbró con una luz de esperanza, siendo este tarot solo una creación más en las muchas expresiones artísticas que se efectuaron y como la única lucha posible en un instante tan obscuro de la historia del siglo veinte. Es precisamente por esto que su creación está sosten a un acto revolucionario principal en el que poder reivindicar el pensamiento surrealista, demandando además sus derechos humanos y al tiempo, sostenerlo “oculto” a la vista de los contrincantes declarados, los nazis, los cuáles estaban persuadidos de que realmente eran artistas corrompidos que no debían convivir con la supremacía a la que pertenecían. Realmente, esta ha sido una técnica utilizada por todas y cada una de las sociedades herméticas a fin de que su conocimiento pudiese subsistir con el paso del tiempo y no fuese destruida o bien mal utilizada por conciencias insensatas, como en el caso de los nazis. De esta forma, por medio de la creación de este especial tarot, los artistas surrealistas quedan enmarcados en una sociedad segrega, una hermandad invisible para todos, salvo para los auténticos iniciados. ¿Y que mejor manera de “ocultarse” que tras un (aparentemente) inofensivo juego de cartas?

¿De qué manera son las cartas del “Juego de Marsella”?

El esquema básico es la substitución de los habituales diamantes, corazones, tréboles y picas por ruedas, llamas, estrellas y cerraduras, respectivamente. Los nuevos palos encarnan los temas universales en los que los surrealistas creían por sobre todas y cada una de las cosas: el Amor, los Sueños, la Revolución y el Conocimiento. A cada uno de ellos de estos 4 temas se les asigna 3 personajes históricos (que serían las figuras de Rey, Dama y Jota) que los representan. Las llamas rojas son el distintivo del Amor. Las estrellas negras son el distintivo de los Sueños. Las ruedas rojas son el distintivo de la Revolución. Las cerraduras negras son el distintivo del Conocimiento. La jerarquía asimismo cambia y acá la creatividad imaginativa inacabable de los surrealistas se prestaba a su condición artística y lúdica, barajando nombres de personajes que inspirasen sus ideas centrales. Los Reyes en consecuencia son reemplazados por los Genios, las Damas por las Sirenas y las Jotas por los Magos. Y para finalizar, el Jóker de la baraja (que sería el Comodín = Bufón = Misterio El Loco) está representado por la figura central de una obra teatral de Alfred Jarry, llamada Ubu Roi (Ubú Rey). Los Genios lo conforman personajes como Baudelaire, Marqués de Sade o bien Paracelso. Las Sirenas son representadas por Helena Smith, la Alicia de Lewis Carrol o bien la Monja Portuguesa. Y los Magos adquieren el semblante de personajes como Sigmund Freud, Hegel o bien Pancho Villa. Los detalles de cada personaje pintado por los artistas son únicos, haciendo de este tarot uno de los más originales y también históricos, puesto que forma parte y nos cuenta un instante clave de la historia del siglo veinte.

El Tarot de los Surrealistas
4.8 (95%) 4 vote[s]

Sobre el Autor

Atlas de Tarot

Apasionados por el Tarot, la Astrología y todo tipo de mancias y sistemas adivinatorios y mágicos. Queremos ofrecerte los mejores recursos sobre estas temáticas

¿TE INTERESA APRENDER TAROT?

HORÓSCOPO SEMANAL

Categorías

DICCIONARIO ESOTÉRICO

A| B| C| D| E| F| G| H| I| J| K| L| M| N| Ñ| O| P| Q| R| S| T| U| V| W| X| Y| Z