TAROT

El Tarot y las responsabilidades compartidas

Más de una vez sucede que en una lectura de tarot no aparecen todos y cada uno de los detalles de una situación, en especial a futuro. Algo normal, puesto que de qué forma toda práctica el tarot puede tener taras o bien restricciones y estas pueden acontecer por diferentes motivos. Desde la carencia de visión en la interpretación o bien pues la manera en que se han hecho las preguntas no ha sido la conveniente, obteniéndose contestaciones que entonces llevan a confusión. En rigor, pueden existir fallos tanto del que lee como del que pregunta.

ACERTAR EN LO GORDO ES CLAVE

Todavía de esta forma, aun si existen estos fallos, hay algo en  lo que muchos colegas estamos conformes y que refiere al desempeño del que lee. La información más trascendente y de fondo no puede fallar. Por ende, si un consultante pregunta de qué forma se proyecta la vida en pareja con otra persona, debe aparecer con claridad meridiana si la cosa va a ir bien o bien mal. Independiente de que aparezcan aproximadamente detalles.

Por servirnos de un ejemplo, si alguien nos pregunta si la relación de pareja con una persona va a ser satisfactoria a futuro y vemos que va a ser fantástica y después vuelve el consultante tras un par de años para decirnos que la cosa ha ido fatal, eso es un fallo en toda regla. Por el hecho de que no se ha atinado en lo gordito. En saber si el entorno general con esa persona sería positivo o bien negativo. No obstante, si en la lectura inicial le afirmamos al consultante que se prepare pues con esa persona no va a tener paz ni satisfacción, entonces si vamos a haber atinado.

Es esencial reanudar acá el tema de los detalles. Hay una posibilidad de que no veamos todos y cada uno de los detalles de la predicción  que afirma «lo vas a pasar mal con esa persona». Esto implica que hemos percibido que algo va a ir mal, mas no conseguimos ver todo el proceso. No sabemos si va a ser por el hecho de que va a haber violencia familiar, por el hecho de que uno de los miembros de la pareja va a ser infiel o bien por el hecho de que uno de ellos padecerá una enfermedad mental. Habitualmente de ser posible ver esos detalles, mas no podemos asegurar 100 por ciento de precisión siempre y en toda circunstancia. Por el hecho de que cuando menos de momento, no somos máquinas perfectas que vean todo en Full HD. Y esto nos debe pasar a prácticamente el noventa y nueve por ciento de personas que nos dedicamos a las mancias o bien sistemas predictivos.

Entonces, independiente de si somos capaces de ver aproximadamente detalles que se desprendan del resultado final, en lo gordito no podemos fallar. No podemos pintarle una vida de colores a alguien que de seguro no conseguirá la satisfacción que espera con esa persona por la que pregunta. Es nuestra tarea adelantar y advertir sobre lo que viene, a fin de que el consultante sepa a qué adherirse y decida en consecuencia si está presto a pasar por este motivo o bien no.

LAS QUEJAS DEL CONSULTANTE Y LAS ACLARACIONES

Más de una vez el consultante puede aparecer después de meses o bien años y lamentarse de que no se han visto todos y cada uno de los detalles de una situación con una persona. Puede mostrarse contrariado frente esta falta de precisión del tarot. Mas en ese punto clave va a ser esencial preguntarle ¿En lo gordito hemos fallado? ¿Se te pronosticó que la relación con esa persona sería insatisfactoria y ha sido de esta forma? ¿Se te afirmó que la relación con esa persona sería fantástica y fue absolutamente del revés?

En ese punto el consultante debe examinar los resultados y opinar. Si le hemos dicho que la relación con una persona no le iba a ser satisfactoria y ha sido de este modo, entonces hemos atinado en lo gordito, independiente de que no hayamos visto todos y cada uno de los detalles de de qué forma sucedería todo. Esto, considerando además de esto lo que he mentado al comienzo. Los detalles pueden no aparecer así sea por propia falta de visión en la interpretación o bien pues la manera en que se hicieron las preguntas no fueron absolutamente concretas. Es clave, entonces, comprobar las responsabilidades compartidas.

LA IMPORTANCIA A LA HORA DE FORMULAR LAS PREGUNTAS

Para muchos consultantes el tema de elaborar las preguntas adecuadamente es un pelmazo por el hecho de que la mayor parte no las sabe hacer y más de alguno piensa que esta es una disculpa del tarotista o bien vidente para lavarse las manos entonces, por si acaso algo sale mal. Mas no es de esta forma. Es algo de lógica y los pies en el suelo.

Si me preguntas si alguien tiene pareja estable y te digo que no y después tu confirmas que no la tiene mas sí flirtea con múltiples mujeres, entonces no he fallado. Esa persona no tiene nada estable. Otra cosa es que me preguntes particularmente ¿tontea con otras mujeres? en donde la contestación habría de ser un sí. Entonces y pese a que las dos preguntas semejan muy afines, no lo son. Puesto que una enfoca a relaciones en donde hay amor e inclusive un compromiso como el matrimonio, al tiempo que la otra enfoca en un tema más general y no solicita buscar o bien identificar relaciones con compromiso.

EL tarotISTA ES RESPONSABLE, PERO NO DE LA ESTUPIDEZ DEL CONSULTANTE

Desde mi perspectiva, un hombre por muy hijo puta que sea y sostenga mucha relaciones casuales con muchas mujeres al tiempo, sin estar comprometido con ninguna, no es infiel a ninguna de ellas. Esto, hablando desde la más pura lógica. Por ende si una mujer ilusionada con alguien con quién tiene encuentros casuales me pregunta si un fulanito de estas peculiaridades tiene pareja estable le afirmaré que no. Por el hecho de que en verdad, es la verdad. Aun, si me pregunta si les resulta infiel le afirmaré que no. Y esto lo analizo de la próxima forma:

Para mi la infidelidad es la rotura de un compromiso sólido como una relación de pareja estable o bien un matrimonio. Si te acuestas con un hombre de forma ocasional y te protestas de que te ha sido infiel, a sabiendas de que no tienes nada estable con él, estás aplicando un juicio sesgado y también ingenuo. Tú no eres pareja estable de esa persona. No eres más que la persona con la que se acuesta. Él no tiene obligación alguna contigo, ni sensible ni material. Por ende, si no hay compromiso no hay infidelidad ni engaño. Puedes lamentarte y sentirte despechada todo cuanto quieras. Puedes llamarle hijo puta manipulador, aun. Mas no infiel

De igual modo sucede con una mujer que es una casquivana y se acuesta con medio pueblo, sin estar comprometida verdaderamente con absolutamente nadie. Si entonces aparece un hombre quejándose de que le ha sido infiel, no podría más que partirme de risa en frente de la ingenuidad del pobre hombre ¿Sabiendo a lo que iba a con la mujer y sin ser su pareja estable, de qué manera se puede lamentar y demandar lealtad? la mujer no ha sido infiel. Ella como el hombre con aires de casanova del ejemplo precedente ha jugado sus cartas con habilidad. No han engañado a absolutamente nadie. Su comportamiento siempre y en toda circunstancia los ha definido y habría que ser un idiota para no caer en la cuenta que con un hombre o bien una mujer de esta forma no podrías aguardar satisfacción sensible.

En ese sentido el consultante ha de ser franco consigo y aceptar asimismo su estupidez, si siendo advertido de lo que vendría con tal o bien como persona, ha seguido por su voluntad propia exactamente el mismo camino con alguien con quién sabía no tendría satisfacción. En un caso así, el que pronostica no es quien se encarga de la estupidez del consultante.

El que pronostica es quien se encarga de lo que debe serlo. De si ha atinado o bien no en lo gordito y de si ha podido ver aproximadamente detalles de un resultado que se veía venir. Algo que entonces el consultante escogerá de manera libre si se come con patatas o bien no. Si le informas que la cosa pinta mal a futuro, independiente de si se lo cuentas con aproximadamente detalles, y todavía de este modo el consultante contumaz decide proseguir por ese camino, entonces la responsabilidad es de él.

Y en un caso así me mojo y hablo por mi. Yo acepto mi responsabilidad en las lecturas mas no me hago cargo de los lloros de gente estúpida que sabiendo a lo que iba perseveró en una situación que claramente no mejoraría ni le generaría satisfacción. En ese sentido, soy totalmente frío y también inexorable y no doy consuelo. No me subo al tren de las lamentaciones de personas adultas que no son capaces de mirarse en el espéculo y aceptar que la han cagado. Personas que apuntan a otros como sus victimarios, para entonces ponerlos a alumbrar. Cuando realmente no son víctimas de absolutamente nadie más que de sí y de sus resoluciones.

El Tarot y las responsabilidades compartidas
4 (80%) 1 vote[s]

Sobre el Autor

Atlas de Tarot

Apasionados por el Tarot, la Astrología y todo tipo de mancias y sistemas adivinatorios y mágicos. Queremos ofrecerte los mejores recursos sobre estas temáticas

¿TE INTERESA APRENDER TAROT?

HORÓSCOPO SEMANAL

Categorías

DICCIONARIO ESOTÉRICO

A| B| C| D| E| F| G| H| I| J| K| L| M| N| Ñ| O| P| Q| R| S| T| U| V| W| X| Y| Z