TAROT

Tarot y su breve historia

Si bien los primeros juegos de tarot que se conocen datan del norte de Italia en el siglo XIV, no es hasta el siglo XVIII cuando aparecen las primeras referencias del mazo del tarot asociado a usos adivinatorios. A lo largo de éste período aparecen tratados que asocian la simbología del tarot con la magia de los viejos egipcios, cuya célebre repercusión semeja encontrarse en muchas de las artes mágicas que subsisten en nuestros días. Esta repercusión supuestamente egipcia es compartida por otros de los primordiales sospechosos de haber introducido el tarot en Europa, la etnia gitana , quienes si bien se sabe que llegaron mucho después que el tarot a Europa, se vieron libres de efectuar sus prácticas en la mitad de la persecución inquisitorial, dejando que un arte siempre y en toda circunstancia perseguido por el lado más ortodoxo de la iglesia, como es el arte de echar las cartas, pudiera llegar hasta nosotros.

El tarot como procedimiento efectivo de Adivinación

Más allá de que su origen se remonte a los egipcios, es decir producto de el sincretismo del pensamiento religioso medieval europeo y el paganismo latino, la verdad es que a lo largo de muchos siglos el tarot ha probado ser uno de los métodos más efectivos de adivinación. Una parte de su excepcional poder se halla en la rica simbología desarrollada en sus arcanos mayores y Menores que vamos a estar viendo durante los próximos artículos, en tanto que para poder explorar todas y cada una de las posibilidades que éste método de adivinación ofrece, debemos conocer realmente bien los múltiples significados de cada una de sus cartas y como estas, al conjuntarse de diferentes formas nos dibujan un cuadro completo de nuestro interior y de nuestro exterior, de nuestro presente y de nuestro porvenir. Las setenta y ocho cartas del tarot se dividen por su parte, en arcanos mayores y menores. Misterio procede del latín arcanum, que significa misterio o bien secreto. Los arcanos menores son cincuenta y seis cartas divididas en 4 palos, numeradas del As (1) al diez, más los “honores” o bien “figuras” que son los personajes de la corte: Sota, Reina, Rey y Caballero. Los palos son exactamente los mismos que la baraja utilizada para jugar. Ciertos mazos emplean los oros, copas, espadas y bastos, como en la baraja española y otros el pique, corazón, trébol y diamante como en la baraja francesa.

Los Misterios en el tarot

Los arcanos mayores: representan temas trascendentes en la vida del consultante. Son los principios esenciales clave de la vida humana, espacios de tránsito y evolución que forman un viaje de autodescubrimiento en que el consultante puede acceder a espacios de su inconsciente y su evolución vedados al común de los mortales. Los arcanos menores: de manera frecuente lidian con cuestiones más mundanas y superficiales y cómo el consultante reacciona ante exactamente las mismas. No obstante, al hacer una lectura de cartas las diferencias entre arcanos mayores y Menores se diluyen puesto que las cartas interactúan entre ellas ayudándonos a atisbar un cuadro completo de los diferentes aspectos en la vida del consultante.

Tarot y su breve historia
3.5 (70%) 2 vote[s]

Sobre el Autor

Atlas de Tarot

Apasionados por el Tarot, la Astrología y todo tipo de mancias y sistemas adivinatorios y mágicos. Queremos ofrecerte los mejores recursos sobre estas temáticas

¿TE INTERESA APRENDER TAROT?

HORÓSCOPO SEMANAL

Categorías

DICCIONARIO ESOTÉRICO

A| B| C| D| E| F| G| H| I| J| K| L| M| N| Ñ| O| P| Q| R| S| T| U| V| W| X| Y| Z